Caleidoscopio

 Mujer moderna."Yo crié un estilo para el mundo entero. Puede verse en todas las tiendas el "estilo Chanel". No hay nada que se le asemeje. Soy esclava de mi estilo. Un estilo que no sale de moda; Chanel no sale nunca de moda".

Mi experiencia en la JMJ 2013. Alma,  5 de izq. a Der. Vivir una JMJ en estos momentos de mi vida fue sin duda una maravillosa experiencia, un hermoso regalo de Dios.

oficina 7 imágen de es.dreamstime.comEl mundo de los negocios ha sido extremamente competente en el marketing de cada uno de los meses del año, comenzando con el año nuevo, el carnaval, el día del cariño, semana santa, día de la madre, vacaciones de medio años, día del padre, día del niño y finalmente Navidad, la fiesta magna del occidente cristiano. A pesar de que el objetivo mayor sea el lucro, esas promociones acaban generando empleos, aumentando la masa salarial y mejorando la calidad de vida de las personas.

alegria¿Has pensado qué tienen de especial o extraordinario las personas "Santas"? ¿Sabías que tú también puedes ser un Santo? Tendemos a pensar que alguien es "Santo" porque no dice malas palabras; porque no tiene vicios, porque vive sin ofender a los demás y en el peor de los casos se etiqueta a esas personas como aburridas.

La difícil tarea de educar. Mi hijo mayor, José Alejandro, es un niño especial, tiene más energía de lo normal, es más creativo de lo normal, es más curioso de lo normal y eso, en sus pocos años escolares, ha sido un problema difícil de manejar para nosotros y para sus maestros.

LOBOSObispos y sacerdotes que se dejan vencer por la tentación del dinero y de la vanidad del afán de hacer carrera, de pastores se convierten en lobos «que comen la carne de sus mismas ovejas». No usó medias tintas el Papa Francisco para referirse al comportamiento de quien —dijo citando a san Agustín— «toma la carne, para comerla, de la oveja, se aprovecha; hace negocios y está apegado al dinero; se convierte en avaro y también, muchas veces, en simoníaco. O se aprovecha de la lana por vanidad, para vanagloriarse».