Blogs

 Semana Santa en Gjilán. Creo que la vivencia del triduo pascual en mi tierra bendita es una enorme curiosidad para muchos, como lo fue para mí. Sabía que no habría procesiones, cucuruchos o torrejas y que no sentiría el calor veraniego.

No tengan miedo!Al aproximarse el Faraón, los israelitas pudieron ver que los egipcios los estaban persiguiendo. Sintieron mucho miedo y clamaron a Yahvé; dijeron a Moisés: «¿Acaso no había tumbas en Egipto para que nos hayas traído a morir al desierto?, ¿qué has ganado con sacarnos de Egipto?

Es un hecho que nuestra presencia está cuestionando a estos muchachos...Creo que una de las primeras preguntas que muchos me harán es ¿qué hago en Kosovo? Así que les cuento de qué se trata mi día a día. Por ratos me detengo a contemplar lo que vivo para caer en cuenta en donde estoy. Me gusta hacerlo por dos motivos: porque aprovecho para recordar cuántas dudas, cuantas oraciones, cuántas confesiones, cuántos consejos me trajeron aquí y porque aprovecho para agradecerle a Dios mi ‘hoy’.

Amemos a las madres para que ellas puedan amar a sus hijos... Las mamás son todo lo que sus hijos quieren. Así de claro me lo dijo mi hijo de 6 años y sus palabras siempre me acompañan. Sobre todo cuando escucho a mi compañera que se preocupa porque la hija está enferma y le tocará pedir permiso en el trabajo. Y suda más que antes de la cita para una citología.

El cristiano y la cruz. Comparto con Uds. esta reflexión sobre la importancia del misterio de la Cruz en la vida cristiana:

Misterios de la fe. El cristianismo está lleno de misterios incomprensibles. Por eso muchos afirman: “Lo que yo no entiendo, no existe”. Pero esta afirmación no es lógica. Es como si un ciego dijera: “Lo que yo no veo, no existe”. No solo para el invidente, sino para todos nosotros hay muchas cosas que no vemos y, sin embargo, sí existen. No tiene nada de extraño que haya realidades que no entendemos. Y tal vez son las realidades más importantes de la vida.