Blogs

Jesús manso y humilde de corazón, haz mi corazón igual al tuyo.Vamos a repasar algunos pasajes evangélicos en los que nuestro Señor manifiesta de modo directo la vida de su Sagrado Corazón.

La empatía hace referencia al hecho de lograr que las personas sean capaces de imaginarse en el lugar de los demás.De manera sencilla, se define empatía como ponerse en el lugar del otro, o en los zapatos del otro; y aunque aún no hay un consenso sobre su definición, se puede entender como la capacidad de comprender los sentimientos y emociones de los demás, basada en el reconocimiento del otro como similar. Para Daniel Goleman, empatía es un conjunto de capacidades que empieza en uno mismo, ya que, sin la capacidad de darnos cuenta de nuestros sentimientos, jamás podremos contactar con las emociones y estado anímico de los otros; y estas capacidades nos permiten reconocer y entender las emociones de los demás.

Recuerde, sentir emociones como miedo, frustración, enojo, tristeza o ansiedad es totalmente normal.La situación actual de confinamiento, incertidumbre e indefensión que estamos viviendo por el brote de Coronavirus, es un estresor que está afectando la salud mental de buena parte de las personas, ya que está provocando una carga emocional intensa y en muchas ocasiones persistente, tanto en niños como en adultos. Esta carga emocional, produce incomodidad interna, y puede quedarse con las personas afectadas durante todo el tiempo que la cuarentena dure e inclusive después de que todo esto termine.

La paternidad responsable respeta íntegramente la dignidad de cada persona.La paternidad responsable se pone en práctica ya sea cuando la pareja de esposos toma libremente la decisión generosa de tener una familia numerosa, y también cuando la pareja de esposos, por graves motivos y respetando la ley moral, toman la decisión de evitar un nuevo nacimiento durante algún tiempo o por tiempo indefinido.

Aprovechar este tiempo de cuarentena en el apoyo y acompañamiento de los hijos e hijas, traerá resultados positivos.El proceso educativo no es exclusivo de la escuela, debe involucrar de manera activa a toda la comunidad y, en particular, a las familias de las niñas y los niños de cada centro escolar. Los docentes son los responsables de que sus estudiantes comprendan los contenidos de las diferentes materias que imparten y, los padres y madres de familia, complementan este contenido con apoyo, motivación y acompañamiento.

Los valores son adquiridos en edades tempranas. Actualmente las familias cuentan con bastante tiempo para convivir en ese espacio físico – que puede ser grande o pequeño, acogedor o incómodo, pacífico o violento – pero que llaman su hogar.