banner noticias costarica

Cuarto encuentro de la Familia Salesiana 2019.- Heredia, marzo 2019.- Del 29 al 31 de marzo se llevó a cabo el cuarto encuentro centroamericano de Familia Salesiana, FS.


El lugar de acogida fue la casa de espiritualidad San Benito en Heredia, Costa Rica. Con el lema “la voz de los jóvenes nos despierta” se abordaron diversas temáticas para acompañar de mejor manera a los muchachos de la región centroamericana.
Se hicieron presentes cien participantes de los grupos: Asociación de Damas salesianas, Asociación de devotos de María Auxiliadora, Voluntarias de Don Bosco, Hijas del Divino Salvador, Salesianos Cooperadores, Antiguos Alumnos de Don Bosco, Voluntarios con Don Bosco, Hogares Don Bosco, Hijas de María Auxiliadora y Salesianos de Don Bosco.
El evento contó con la presencia del delegado mundial para la familia salesiana el P. Eusebio Muñoz sdb, además el superior de la congregación de Centroamérica P. Ángel Prado, su vicario P. Javier Rivas y el delegado de pastoral juvenil P. René Santos.
“Por gracias y misericordia estamos hoy aquí para recordar que: Somos un vasto movimiento al servicio de los jóvenes” dijo el P. Javier Rivas en el acto de inauguración y bienvenida.
Los temas rondaron sobre las necesidades de jóvenes ahora, se presentó un estudio sobre la realidad juvenil de la región y se invitó a Monseñor Mario Quirós, de la diócesis de Cartago, quien estuvo presente en el sínodo de los obispos “la riqueza del sínodo fue que cada uno tenía la oportunidad de decir algo de la realidad de la pastoral juvenil de su país. Desde ese grito experiencial de los delegados vimos por donde debía ir nuestra reflexión, cual es la prioridad y necesidades de los jóvenes” afirmó.
Por su parte el padre inspector P. Prado exhorto a los presentes a acompañar a los jóvenes y dejarse acompañar por ellos, “como familia salesiana estamos llamados a ser signos del amor que Dios nos tiene, pero para hacer algo por alguien primero hay que amarlo. Nadie ama lo que no conoce” aseguró el superior.
Se dejó un buen tiempo para escuchar a los jóvenes con un foro abierto con muchachos de diversos ámbitos de la vida salesiana. Este fue uno de los momentos más significativos del encuentro, los jóvenes pudieron expresar con claridad su amor por el carisma salesiano y lo que solicitan de la familia salesiana “Don Bosco ya no está, pero para nosotros ustedes son Don Boscos y queremos ser parte, que nos miren, que nos acompañen a veces nos sentimos invisibles y abandonados, sólo dennos un poco de tiempo” dijo uno de los jóvenes en un sincero llamado.
A partir de esta actividad se inició una fuerte reflexión sobre la mejor manera de estar presentes en la vida de los jóvenes del MJS.
“Yo espero que retornando a los países logremos fortalecernos como familia, para proyectarnos como familia y ser concretos en nuestros objetivos. Los grupos tienen que renovarse con gente joven. Debe haber una estrategia para reclutar jóvenes que crean en la FS” afirmó el P. Prado.
“Después de este encuentro espero que todos los miembros de la FS vayamos creciendo en la conciencia de que somos un vasto movimiento al servicio de la salvación de los jóvenes. Entre más conscientes seamos de esto, seremos más atrevidos al responder a los jóvenes, responder a sus necesidades y salir al encuentro. Trabajar más en equipo, buscar la sinergia entre los distintos grupos” enfatizó el P. Javier Rivas.
Entre las impresiones del P. Eusebio Muñoz se destacó el cumplimiento de los objetivos del encuentro y un ambiente salesiano sano. “Este ha sido un grupo con una receptividad enorme, simpatía y sentido del humor. El objetivo de que los grupos de familia salesiana se conozcan y convivan ha sido perfecto. Los contenidos fueron muy completos y nos ha enriquecido la presencia de los jóvenes como un componente activo, ellos dieron el tono final”.
Como actividad final Don Eusebio ofreció una ponencia donde destacó cinco núcleos a tener en cuenta en el trabajo de la FS: el trabajo con los laicos, acrecentar el carisma, velar por el crecimiento de la FS y el movimiento Salesiano y el estar juntos, trabajar en sinergia.
El delegado mundial invitó a mejorar el crecimiento de los grupos “Es necesaria la incorporación de jóvenes, la continua renovación de los grupos. Hay que rejuvenecerlos y crecer. Hay que tener cuidado que los grupos no se envejezcan demasiado”.
En la jornada del sábado se realizó un paseo de fraternidad a conocer una de las cafetaleras más importantes de costa Rica y por las noches se realizaron actividades culturales para conocer la cultura de los diferentes países con el fin de tener momentos de familia.

myFlickr

Ver álbum completo</p

Compartir