banner noticias guatemala 1

Celebración de la Eucaristía en honor al Cristo Negro en Petén. Petén, enero 2021.- El 15 de enero se celebró al patrono del Vicariato Apostólico de Petén, la venerada imagen del Cristo Negro de Esquipulas, imagen que, a iniciativa del último Administrador Apostólico de Petén, Monseñor Jorge Mario Ávila del Águila desde 1984, se le empezó a denominar Cristo Negro de Petén, apropiándola en el departamento.

En los años anteriores a la pandemia Sars Cov 2, la Isla de Flores, cabecera departamental, recibía a incontables fieles devotos que, desde México, Belice, otros departamentos de Guatemala y del propio Petén, visitaban la Catedral de Nuestra Señora de los Remedios y San Pablo del Itza’ para venerar al santo patrono, pero la emergencia causada por el virus COVID-19 genera una situación totalmente nueva, una situación que nunca se había vivido a lo largo de muchísimos años.

Este año en condiciones atípicas y en un ambiente de limitaciones y de restricciones, se celebró al Cristo Negro en una situación en la que no se puede participar en comunidad, con la gran alegría y la afluencia propia de este día de todo el Departamento de Petén y de todas las Parroquias, haciendo acto de presencia en las Eucaristías y en las demás celebraciones de la fe, en especial en la veneración del Cristo Negro, por el peligro de contactos y contagios.

Sin embargo, en la última reunión de los sacerdotes de la Iglesia de Petén surgió la creativa idea de celebrar en unidad con el Obispo de Petén, Monseñor Mario Bernardo Fiandri, SDB enlazando las 23 parroquias que integran el Vicariato Apostólico de Petén desde sus comunidades en comunión virtual o física y espiritual la Solemne Eucaristía de las 6.00 de la tarde de ese día.

Por primera vez, la Parroquia San Benito de Palermo y la Comunidad Salesiana celebraron la Solemnidad del Cristo Negro desde el Templo Parroquial de San Benito, Petén tomando todas las medidas de bioseguridad necesarias, y transmitieron la Eucaristía por Facebook Live, la Fiesta de Petén culminó con la tradicional bajada de la imagen para la posterior veneración con distanciamiento físico.

 

myFlickr

Compartir