banner noticias panama

Triduo de Don Bosco dìa 3. Panamá. Panamá, enerno 2019.- Tercer día del triduo en preparación a la fiesta de Don Bosco. La basílica está repleta, la mayoría jóvenes, la mayoría peregrinos llegados a la JMJ.


El Rector Mayor lanza el mensaje estimulante a los jóvenes: atrévanse a ser santos.

Para ello les presenta a Mamá Margarita, la madre de Don Bosco, como modelo de una santidad humilde.
Ella, a sus 53 años de edad, con sus tres hijos ya establecidos, se dispone a vivir su vejez en la paz de su casita rural.
Entonces aparece su hijo Juan Bosco, joven sacerdote, que ha empezado a acoger en una barriada peligrosa de la gran ciudad de Turín a muchachos explotados e incultos. Consciente de su atrevimiento, le plantea a su madre una propuesta muy difícil:

- Madre, necesito que vengas conmigo a Turín a cuidar a mis muchachos.
Ante el desconcierto de la madre, Don Bosco le señala el crucifijo, y ella entiende.

- Hijo, estoy lista.

Y así renuncia a la tranquilidad de su vida campesina. Y durante quince años atenderá a 150 muchachos rústicos. Cocinar, lavar ropa, remendar...

Margarita será la figura de una santidad escondida. Los muchachos de Don Bosco la hicieron una santa. Los muchachos de Don Bosco lo hicieron también a él un santo.

Somos instrumentos de Dios en la vida de los demás. Como en la parábola del sembrador, cada quien produce lo que puede según los dones recibidos: treinta, sesenta, cien por ciento.

Después de la Jornada Mundial de la Juventud la vida de cada joven será distinta.

Oigamos la voz de Jesús que dice a cada uno: Te necesito.  Encuentra el sueño de Dios para ti.

myFlickr

Ver álbum completo

Compartir