P. Alejandro Hernández es el nuevo inspector para Centroamérica y Panamá.San José, Costa Rica, enero 2011.-  El  padre Alejandro Hernández   Villalobos    asumió como nuevo inspector de la provincia de  Centroamérica y Panamá el  viernes 7 de enero    en  una ceremonia celebrada en el templo Don Bosco.

68 jovenes de diversas casas salesianas se reunieron en Ayagualo, El Salvador. El Salvador, Ayagualo, enero 2011.- El 8 y 9 de enero en la casa de retiro de Ayagualo  se desarrolló un encuentro de todos los coordinadores, animadores, miembros de consejo y cenáculos de todos los grupos juveniles (ENE, EPRE, EJE, ESCOGE, JOCRI, DOMINGO SAVIO, JUVENIL DON BOSCO, IGLESIA JOVEN, COLATE, ANGELUS) que pertenecen al Movimiento Juvenil Salesiano MJS, de El Salvador.

Representantes MJS Pérez Zeledón con Consejo Inspectorial. Costa Rica, Pérez Zeledón, enero 2011. –El Consejo Inspectorial CAM se reunió con representantes del MJS y la Familia Salesiana de San Isidro de El General.

El P. Alejandro Hernández bendijo este nuevo centro salesiano. Costa Rica, Pérez Zeledón, enero 2011. –En el  Centro Don Bosco, San Isidro de El General se reunió  el Consejo Inspectorial, Familia Salesiana local, MJS y familiares de los jóvenes para bendecir estas nuevas instalaciones.

P. Settimo Rossoni hizo el saque de honor.Honduras, Tegucigalpa, enero 2011.- Exalumnos salesianos del Instituto San Miguel organizaron un torneo de futbol que reunió a doce equipos y casi 200 participantes.

Ultimas actividades del Papa Benedicto en el 2010.Ciudad del Vaticano, 1 de enero, 2011. A principios de octubre Benedicto XVI visitó Palermo, la capital de Sicilia, en el Sur de Italia. Allí se reunió con sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas de Palermo. Les dijo que ellos son las “piedras vivas” que sostienen la Iglesia.

Fiesta solidaria. Panamá, Diciembre de 2010. La fiesta de navidad de todos los grupos de la Basílica Don Bosco de Panamá se convirtió en ejemplo de amor al prójimo, debido a que todo lo que se tenía previsto gastar en esta actividad se donó para comprar alimentos a aquellas personas que perdieron todo durante las grandes lluvias que azotaron partes del territorio panameño.