banner noticias costarica

Casa de la Virgen en San José Costa Rica. San José, julio 2017.- Durante el mes de julio las Hijas de María Auxiliadora han festejado los cuarenta años del fallecimiento de la beata Sor María Romero.En 1977 Ella partió a la Casa del Padre con su Rey y su Reina, como solía llamar Jesús y a la Virgen.


Aunque la fecha de su deceso fue el 7 de julio los festejos iniciaron una semana antes con una procesión hacia la parroquia La Merced, recordando el amor filial que tuvo ella hacia la Iglesia. Fue un momento oportuno para orar por La Paz y sana convivencia entre Costa Rica y Nicaragua, por todos los migrantes y refugiados, por los pobres y desplazados.

Pocos días después se efectuó el simposio denominado El carisma salesiano en la beata María Romero. 100 años de presencia de las Hijas de María Auxiliadora en Costa Rica que permitió reflexionar sobre cómo vivió ella el carisma salesiano como camino de santidad.

Sor María Romero se distinguió por su fe inquebrantable, en medio del silencio, la oración, la obediencia y el sacrificio, supo dar lo mejor de sí, a los preferidos del Señor, los pobres, siendo su principal virtud, el creer ciegamente en la divina providencia, la cual, hasta hoy en día, mantiene la continuidad de sus obras.

El 7 de Julio, hubo celebraciones eucarísticas durante todo el día, bendición de los enfermos e imposición de las reliquias, a las que asistieron miles de fieles.

Desde que las FMA llegaron al país en 1917, cientos de religiosas han entregado su vida a Dios en el servicio a la niñez y juventud, en centros infantiles, escuelas, colegios públicos y privados, centros de capacitación, residencia universitaria, oratorios y proyectos sociales para la población más pobre.

 

myFlickr

Compartir