Blogs

Adviento. Herramientas en Pinterest.- Llega el adviento y hay mucho qué hablar y qué enseñar a los pequeños o en los grupos juveniles. Ahora con un público más visual y enamorados por completo del celular es un reto captar la atención en las catequesis, encuentros, convivencias o en la escuela dominical.

El denso verde y ciertos parajes fascinantes compensabas las sacudidas constantes del envalentonado vehículo...Carchá, Guatemala.- Ciento cincuenta entre sesenta da dos horas y media. O sea, si cada niño/niña de primera comunión se confesaba en un minuto, yo hubiera tardado dos horas y media.Lo cual habría sido una maratón imposible. Solución de urgencia: dado que los pecados de los niños son veniales, si es que los tienen, todos los que abarrotábamos la iglesia pediríamos con cariño al Señor que purificase colectivamente las almas de estos ilusionados niños y niñas. De lo contrario, la asamblea religiosa se habría extendido desde las nueve de la mañana hasta las tres o cuatro de la tarde. Demasiado para tanto niño. Nadie protestó, supongo que Jesús tampoco.

El matrimonio exige desde sus inicios: Compromiso. Foto de: Milan Popovic en UnsplashAdela nunca se imaginó que el tener relaciones sexuales durante su noviazgo, dejaría una profunda huella que afectaría negativamente su matrimonio.

El pecado de la incredulidad.-El hombre ha sido creado por Dios para la felicidad, mediante la unión con Cristo. Así, el ser humano logra su realización: la plena satisfacción de los deseos más profundos de su corazón, por toda la eternidad. Con ello el ser humano logra la felicidad.

Yo a monseñor Romero lo conocí por su gente. Por pura gracia de Dios (chiripa, diríamos en Guatemala) tuve la dicha de vivir la eucaristía de canonización de monseñor Romero en la plaza de San Pedro el domingo pasado. Un momento de gozo para la iglesia entera, un regalo inesperado para mi vida y una fiesta en el mundo entero. Una explosión de gratitud profunda, de alegría y regocijo.

La resurrección de Jesús es la verdad culminante de la fe cristiana. Congregación para la Doctrina de la Fe. 15 de agosto de 2016.
La Iglesia aconseja la piadosa costumbre de sepultar el cadáver de los difuntos, pero añade que la cremación “no es contraria a ninguna verdad natural o sobrenatural” y que no se nieguen los sacramentos y los funerales a quienes hayan solicitado ser cremados, siempre que esta opción no obedezca a la «negación de los dogmas cristianos».