Blog El Padre Luis dice

La dignidad de ser padres. La maternidad y la paternidad humanas son realidades sagradas porque tienen como modelo la paternidad y maternidad de Dios. Y Dios mismo ha querido que los padres y madres colaboren en Su obra creadora de transmitir la vida a nuevos seres humanos.

 El ser humano es un ser necesitado. Foto de: Javier Allegue Barros/unsplash"No hemos sido hechos para la muerte, morimos por nuestra culpa. Nos perdió nuestro afán de autonomía. Nada malo fue hecho por Dios, la maldad se produjo por nosotros. Pero, aunque nosotros la provocamos, somos incapaces de quitarla" (Taciano del siglo II, en su Discurso contra los griegos).

Hombre y mujer constituyen un consorcio para toda la vida. Matrimonio es la alianza por la que el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida, ordenado naturalmente al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole. En el cual, el hombre y la mujer entregan y aceptan recíprocamente el derecho perpetuo y exclusivo sobe sus respectivos cuerpos en orden a los actos que se dirigen a la procreación.

Sexo y género en la legislación. Se oye decir que el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS), definirá el sexo como “la condición de una persona como hombre o mujer basándose en sus rasgos biológicos inmutables identificables en el nacimiento”.

El matrimonio exige desde sus inicios: Compromiso. Foto de: Milan Popovic en UnsplashAdela nunca se imaginó que el tener relaciones sexuales durante su noviazgo, dejaría una profunda huella que afectaría negativamente su matrimonio.

El pecado de la incredulidad.-El hombre ha sido creado por Dios para la felicidad, mediante la unión con Cristo. Así, el ser humano logra su realización: la plena satisfacción de los deseos más profundos de su corazón, por toda la eternidad. Con ello el ser humano logra la felicidad.