BITACORA DE UN SALESIANO

FlickrfreeEncierre usted a 53 salesianos durante cinco días en un lugar solitario y verá lo que es un milagro. Todos provenientes del campo de trabajo, lo cual no es poco decir, ya que la acción salesiana acostumbra a ser exigente. Dicho con otras palabras, los salesianos no estamos hechos para estar quietecitos.

Ojos infantiles.La Parroquia María Auxiliadora, en San Salvador, tiene un bello jardín, herencia de cuando el seminario salesiano funcionaba en el edificio adjunto a la magnífica iglesia.

 

Taller para artistas jóvenes. El domingo 15 de octubre se abrió en el Oratorio Domingo Savio el taller de pintura para niños y niñas. Sorpresa: una docena de chiquillos aceptó la invitación.

Imágen de: Tony Tran -  flickr FreeOratorio, domingo, 11.00 am. Estoy en el pasillo que divide los dos campos de futbol sala. Un pasillo angosto atestado de pequeños jugadores que esperan su turno para jugar. También hay mamás que apoyan a sus hijos. Y adultos dirigentes de equipos. Y los animadores del oratorio. Es un trajín de gente que va y viene.

El oratorio. ¿Qué les mueve a los treinta animadores del Oratorio a presentarse tempranito cada domingo para recibir la oleada de niños, adolescentes y jóvenes que llegan con las energías tensas en espera del soñado partido de fútbol rápido?

Image bank ANSDomingo por la mañana en el oratorio. A las ocho recibimos a un centenar o más de niños y jóvenes en el salón. Llegan alegres, juguetones, con sus uniformes y zapatos deportivos. El salón está ordenado con sillas plásticas en semicírculo mirando al altar. Unos treinta animadores y animadoras, jóvenes o mayores, los acogen con salesiana sonrisa.