P. Fernando Bogantes SDB. QDDGSan Salvador,  Diciembre de 2016.- El 15 de diciembre por la tarde se realizaron las exequias del P. Fernando Bogantes en la paroquia María Auxiliadora (Don Rúa) de San Salvador.

Daniel Oliva. QDDG.Guatemala, octubre 2016.- Daniel Roberto Oliva Reyes fue llamado a la casa del padre el domingo 9 de octubre. Alumno del colegio Don Bosco de Guatemala. Daniel fue un joven enamorado de Dios, aplicado en sus estudios, formaba parte de la selección de Handbol del colegio. Inició su experiencia educativa en el Colegio Salesiano, este año estaría cerrando su sexto grado de primaria.

P. Saturnino Marroquín SDB QDDGConozco al P. Esteban Marroquín desde hace cincuenta años, desde que fue mi alumno de teología en 1966 en el Instituto Teológico Salesiano de Guatemala.

Benedicto Zumbado. San José, Costa Rica, noviembre 2013.- El señor Benedicto Zumbado, conocido familiarmente como don Bene, falleció serenamente en la comunidad salesiana de San José,

P. Juan Tardivo sdv. QDDG.El domingo 22 de octubre de 2012, Jornada Mundial de las misiones, murió en la Ciudadela Don Bosco, en El Salvador, el P. Juan Tardivo, salesiano. Tenía 98 años de edad, 78 de profesión religiosa y 68 de ser sacerdote.

Héctor Rosales RuizMi querido Padre Héctor Rosales Ruiz murió el 13 de mayo de 2011, fiesta de la Virgen de Fátima y de María Mazzarello.

Fue un hombre de carácter fuerte, firme y decidido y así educó a sus seis hijos. Nos invitaba a estar siempre alegres, a pesar de las dificultades, nos motivaba a no desmayar y a seguir adelante en lo que emprendíamos.

Mi papá asumió la enfermedad (cáncer hepático) con fortaleza, sin quejarse. Como buen maestro de obra, no dudamos de que ha construido un buen edificio para el y muchos más en el cielo.

María MendozaEl 3 de octubre de 2010 falleció doña María Mendoza, madre del P. Angel Prado, salesiano. El funeral tuvo lugar en San Isidro de León Cortés, donde residía. Varios salesianos participaron en la misa exequial, lo mismo que una delegación de alumnos de CEDES Don Bosco, centro educativo bajo la dirección del P. Prado. Los vecinos del lugar se congregaron todos hasta llenar por completo la iglesia parroquial y expresaron así su adhesión a doña María, quien gozaba de inmenso respeto en su comunidad.

El P. Angel Prado resumió así el recuerdo de su madre: “Aquí está la mujer que más oraba por mí. Celosa de mi ministerio. Mujer de disciplina, algunas veces dura. Fuerte, capaz de decirle a sus hijos qué no era coherente con la fe que profesaban y celebraban. Mujer que luchó por la unidad de su familia”.